CONTRATA AHORA NUESTRO SERVICIO DE RECOGIDA

Minería urbana, los recursos del futuro

¿Qué entendemos por minería urbana?

El concepto de Minería Urbana o Urban Mining (UM) se empleó por primera vez en Japón en la década de los 80. Inicialmente designaba aquellas actividades que permitían extraer minerales y metales de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, los RAEE, y de los residuos de pilas y acumuladores, los RPA. 

En los últimos años este concepto ha ido cobrando fuerza en el mundo occidental debido al aumento de estos residuos y a la legislación de la basura electrónica. Actualmente engloba también todas las actividades y procesos relacionados con la recuperación de compuestos, energía y elementos de productos, edificios y residuos generados a partir de ciclos urbanos, incluyendo los RCD (Residuos de construcción y demolición) y la recuperación de objetos en desuso que se hallan almacenados en domicilios particulares.

Objetivos de la minería urbana

Potenciando la minería urbana se pretende:

  1. Reducir la extracción de materias primas muy escasas y que se están agotando debido a su abuso y explotación. Entre ellos destaca el indio, material esencial para la fabricación de pantallas planas de smartphones, televisores u ordenadores…Otro ejemplo es el litio, elemento clave para la fabricación de baterías. Todos estos elementos forman parte de la lista de minerales y metales críticos elaborada por la UE. 
  2. Minimizar los costes de energía y consumo de agua en la extracción natural de estos materiales. 

Fuentes de extracción de minería urbana

Las principales fuentes de extracción de de materiales de la minería urbana son:

  1. Aparatos eléctricos y electrónicos (AEE), poniendo el foco en los componentes de su interior. Están fabricados con materias primas que son finitas y, por tanto, cada vez son más difíciles de encontrar. Por ejemplo, un teléfono móvil puede ser fuente de más de 40 materiales, algunos comunes como el cobre o el estaño y otros más preciados como el oro, la plata o el paladio.
  2. Residuos de pilas y acumuladores, los RPA. Esta categoría incluye pilas convencionales y de botón, acumuladores como el del móvil y baterías de coches.
  3. Residuos de construcción y demolición (RCD). De naturaleza fundamentalmente inerte generados en obras de excavación, nueva construcción, reparación, remodelación, rehabilitación y demolición, incluidos los de obra menor y reparación domiciliaria.
  4. Residuos de empresas
  5. Residuos de particulares.

Beneficios de la minería urbana

La minería urbana fomenta la economía circular yapoya la sostenibilidad dando una segunda vida a los materiales extraídos al reintroducirlos en el mercado.

En este sentido está estrechamente relacionada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Entre ellos conecta especialmente con el número 12, “Producción y Consumo responsables”; con el ODS 8, “Trabajo decente y crecimiento económico”; con el ODS 3, “Salud y bienestar”; con el ODS 6, “Agua limpia y saneamiento”; y con el ODS 14, “Vida submarina”.

Además, la recuperación de materiales y el reciclado de metales evita el desabastecimiento de determinadas materias primas en el mundo y, en comparación con la minería, tiene mayores beneficios en términos de uso de la tierra, de consumo de energía, de emisión de sustancias peligrosas, generación de residuos y de emisiones de dióxido de carbono (CO2), principal gas de efecto invernadero.

Finalmente, la minería urbana permite recuperar materiales que cada vez son más escasos y reducir también la dependencia exterior de estos materiales, puesto que, en muchos países, no se dispone de grandes reservas. Un caso claro es el de Japón, que ha potenciado mucho esta actividad, debido a las políticas sobre las exportaciones de China, país productor de un 97% de tierras raras.

La minería del futuro

A partir del desarrollo de este concepto y ante el progresivo agotamiento de los recursos naturales, vertederos, desecherías, chatarrerías y otros centros de recogida de residuos se convierten en las nuevas minas del futuro.

¡Te llamamos!

¡Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo sin compromiso!