Reciclaje del aluminio: ¿cómo y por qué reciclarlo?

18/08/2021

Cada año aumenta la cantidad de envases metálicos por habitante y, según Ecoembes, un tercio de la población española sigue sin saber cómo reciclarlos.

El contenedor amarillo es uno de los que más duda genera. En la actualidad, hay más de 384.000 repartidos por toda España. Dentro de cada contenedor amarillo, debemos depositar botellas y envases de plástico y briks pero también envases metálicos.

  • Los envases metálicos que tirar en el contenedor amarillo:
  • Papel de aluminio;
  • Cápsulas de café;
  • Latas de refresco y de conserva;
  • Bandejas de aluminio;
  • Aerosoles y botes de desodorante;
  • Tapas y chapas de metal.

El aluminio no solo se encuentra en latas sino también en aviones, coches, bicicletas, aparatos electrónicos y electrodomésticos, etc. Encaja muy bien en diversos ambientes por sus propiedades. Es ligero, resistente, maleable y conduce la electricidad y el calor.

Si el aluminio puede depositarse en el contenedor amarillo de reciclaje, no dudes en hacer una bola para que las máquinas clasificadoras lo detecten mejor.

El proceso de reciclaje del aluminio

Es importante saber que todos los productos de aluminio son totalmente reciclables. Por lo tanto, no deben considerarse como residuos, sino como materias primas.

El ciclo de vida del aluminio reciclado :

  1. Clasificación selectiva por parte del consumidor en el contenedor amarillo;
  2. Recolección del aluminio y transporte a la planta de reciclaje;
  3. Separación de otros residuos gracias a un imán gigante;
  4. Trituración y purificación del aluminio;
  5. Fundición de los fragmentos de aluminio;
  6. Fabricación de objetos y envases nuevos de aluminio;
  7. Distribución y consumo.

En el primer proceso de fundición, el aluminio se produce principalmente a partir del mineral de bauxita extraído de las profundidades del suelo. El segundo proceso de fundición incluye productos reciclados.

Una vez que ha entrado en el ciclo de reciclaje, el aluminio utiliza sólo el 5% de la energía necesaria para su producción inicial y permite reducir las emisiones de CO2. Por lo tanto, el aluminio reciclado es muy rentable tanto económica como ecológicamente.

La importancia del reciclaje del aluminio en España

Según Ecoembes, en 2018, cada ciudadano español depositó 15,7 kg de envases de plástico, latas y briks en el contenedor amarillo. En total, se depositaron el 85,4% de los envases metálicos en los contenedores amarillos.

El reciclaje del aluminio ayuda a utilizar menos recursos tanto de materias primas como de energía, ya que la producción del mineral primario es mucho menos sostenible que su reciclaje. Sin embargo, la única solución para evitar el agotamiento de este recurso es lograr una tasa de reciclaje global del 100%.

Lo que tú puedes hacer para ayudar al reciclaje del aluminio es:

  1. Identificar la etiqueta Alu en los envases metálicos y depositar en el contenedor amarillo los residuos de aluminio;
  2. Evitar comprar productos fabricados con mezcla de materiales (papel, aluminio, plástico, etc.) o envueltos con papel de aluminio;
  3. Reducir tu gasto de papel aluminio sustituyéndolo por envoltorios de cera de abeja (bee wraps) o por vidrio o cerámica.

Fuente: climateselectra

© 2020 Chatarras Sanchez S.A. Todos los derechos reservados. Diseño de IndianWebs.

Abrir chat