LA IMPORTANCIA DEL RECICLAJE DE METALES

15/03/2021

Los metales son materiales de larga durabilidad, resistencia mecánica y facilidad de moldeo, en general son elementos químicos capaces de conducir la electricidad y el calor.

Las varillas se pueden utilizar en la construcción de losas aligeradas de claros cortos, vigas, trabes, dalas, castillos, losas sólidas de claros cortos, castillos ahogados, elementos prefabricados, postes de concreto, acero adicional para viguetas, estribos, refuerzo horizontal en muros de mampostería (tipo escalerilla) y tubería de concreto.
Diferentes tipos de metales:
• Latón
• Aluminio
• Hierro
• Bronce
• Metal galvanizado
• Acero
• Cobre

El reciclaje del metal es importante ya que es un material versátil que se utiliza en la fabricación de una amplia gama de productos que incluyen automóviles, electrodomésticos, vías de ferrocarriles, etc.
El acero y el hierro, al igual que el resto de los metales, puede ser reciclado una vez que su uso inicial ha llegado a su término un número prácticamente limitado de veces, sin pedir calidad, y cualquiera que haya sido su origen.

Las principales fuentes de chatarra de hierro y acero provienen del fin de uso de productos (electrodomésticos, envases, aerosoles, máquinas, automóviles, etc.) Son fácilmente identificables en los residuos a través de la separación magnética.

El reciclaje de metales no ferrosos
Una vez que el aluminio usado llega al gestor, éste se clasifica y prepara, separándolo de los restos de metales y materiales por diversos métodos manuales, separación magnética o separadores por corrientes de Foucault.
Posteriormente, la chatarra obtenida suele ser prensada y empaquetada para facilitar su transporte, bien a un mayorista de chatarras o directamente a la fundición para la producción de aluminio secundario.

Ventajas
Una gran ventaja de reciclaje de los metales son sus beneficios para el medio ambiente de nuestro planeta.
El reciclaje del metal podría disminuir drásticamente la utilización de los recursos naturales.

Desventajas
El aluminio, acero y otros metales deben ser separados de forma manual de otros materiales reciclables tales como el plástico o el papel.
Según el aluminio en particular tiende a degradarse después de cada ciclo de reutilización, así que los productos que usan metales reciclados pueden variar en calidad, pero la mayoría de los metales nunca alcanzan un punto en el que ya no son reciclables.

Fuente: Cipsa

© 2020 Chatarras Sanchez S.A. Todos los derechos reservados. Diseño de IndianWebs.

Abrir chat